6 de octubre de 2011

Los derechos del pasajero traspasan fronteras

Al volar se pueden presentar situaciones desafortunadas en las que algunas personas no saben qué hacer. Conozca qué exigir y cómo proceder en tales ocasiones


La pérdida del equipaje, el retraso o cancelación de un vuelo y el extravío del boleto suelen ser eventos ante los cuales los pasajeros se sienten en desventaja. Por ello, es vital que conozcan sus derechos y el procedimiento que deben seguir para exigirlos.

Venezuela, Estados Unidos y la Unión Europea se rigen por el Convenio de Varsovia que fue ampliado en el Convenio de Montreal de 2004. Estos tratados establecen reglas para el transporte aéreo internacional, entre ellas las que velan por el bienestar de los viajeros.

Pérdida del boleto. 

Indistintamente de los motivos por los que una persona haya extraviado su pasaje, puede abordar. Lo importante es que la reservación y cancelación del boleto se haya realizado y aparezca en el sistema de la aerolínea.

Sin asientos. 

Puede ocurrir que la aerolínea haya vendido más boletos de lo que la capacidad del avión permite. En este caso, la compañía con la que viaja debe negociar con los pasajeros para acordar cuáles están dispuestos a ceder, en función de ciertos beneficios como abordar el siguiente avión en una clase superior.

La aerolínea también podrá elegir arbitrariamente quién se queda y quién se va siempre que asuma las consecuencias. En ese caso el pasajero debe recibir el 25% del valor del boleto inmediatamente. Si la persona decide no viajar, la empresa debe reembolsar el resto del dinero.

Cancelado. 

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) de Venezuela explica que si el vuelo se cancela y la aerolínea no informó a sus usuarios con siete días de antelación, está en la obligación de ofrecer el abordaje del siguiente avión o reembolsar el dinero. Además, debe garantizar las comidas y bebidas gratuitas por el tiempo de espera, alojamiento en un hotel si debe pernoctar por un día o más y dos llamadas telefónicas, fax o correo electrónico. La Unión Europea ofrece las mismas compensaciones que el INAC siempre que no haya avisado a sus pasajeros 14 días antes de la cancelación.

Si el motivo de la anulación del vuelo es por causas de fuerza mayor o la compañía puede demostrar que fue por situaciones extraordinarias, las compensaciones no aplican.

Las aerolíneas estadounidenses, en cambio, no tienen obligaciones federales en caso de que un vuelo se haya cancelado. Si bien algunos transportistas lo hacen, es mejor preguntar antes de comprar el boleto.

Demoras. 

Otra situación que suele ocurrir con frecuencia es el retraso del vuelo. Según el INAC, si han transcurrido dos horas o más, los pasajeros tienen derecho a recibir las mismas atenciones que en el caso de una cancelación.

La Unión Europea también brinda las mismas compensaciones, pero dependerá de la cantidad de horas de espera, el lugar de destino y los kilómetros de distancia entre la ciudad de origen y de llegada.

Al igual que en las cancelaciones, estos derechos sólo serán válidos si las razones del retraso estaban fuera del control de la compañía y puede demostrarlo. Las revisiones de seguridad de la Guardia Nacional son un ejemplo de estas situaciones, así como las condiciones climáticas.

Estados Unidos mantiene las mismas políticas de las cancelaciones, a menos de que el viajero se dirija a la Unión Europea, en cuyo caso se verá beneficiado por las leyes de ese lugar.

Equipaje. 

Si las pertenencias sufren alguna avería o no llegan la responsabilidad es de la aerolínea. El INAC y la Administración de Seguridad de Transporte de Estados Unidos (TSA) establecen que los pasajeros deben ser indemnizados si tuvieron que realizar algún gasto mientras el equipaje llegaba y tienen consigo las facturas de las compras. Esto sólo aplica si se trata de productos de primera necesidad.

En Venezuela, si el equipaje se encuentra extraviado, las compañías tienen hasta 21 días hábiles para conseguirlo.

Si la búsqueda es exitosa, deben llevarlo a la residencia. Si no lo encuentran, se dará por perdido y la aerolínea debe indemnizar al afectado.

Las compañías no se hacen responsables por robos o daños de artefactos electrónicos, pues deben estar en el equipaje de mano. Si teme por sus pertenencias puede declararlas al momento del chequeo Este proceso tiene un costo y suelen solicitarlo personas que trasladan artículos de valor.

Otra situación particular son las revisiones de seguridad en Estados Unidos. La TSA puede abrir la maleta sin autorización, en caso de que lo considere necesario. Si sucede, ellos dejarán una nota dentro del equipaje.

Las aerolíneas de la Unión Europea están obligadas a reembolsar si sucede cualquiera de los tres casos ­extravío, daño y retraso de la entrega­. Los afectados tienen un plazo de 7 días para realizar su reclamo en caso de daño del equipaje y hasta un máximo de 21 días si se trata de retraso.

Cambio de clase. 

 Si el arreglo implica una ubicación en una clase superior, el transportista no debe solicitar un pago suplementario. En cambio, si se acomoda en una clase inferior la aerolínea debe reembolsar la diferencia, además de una compensación del 25% del valor del boleto.

Dónde reclamar. 

Para realizar reclamos debe ir las oficinas de la aerolínea. Si ésta no responde, el siguiente paso es denunciar su caso en los departamentos aéreos de cada nación.

Estos últimos son instituciones del Estado y suelen tener oficinas en los aeropuertos. En caso de que no haya ninguna tiene derecho a llamar desde el counter de la aerolínea.

En Venezuela está el INAC, en Estados Unidos es la TSA y en la Unión Europea es la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA por sus siglas en inglés).



Fuente: http://www.el-nacional.com

No hay comentarios: