12 de diciembre de 2011

5 tendencias que cambiarán la forma de ver y hacer turismo

Con la llegada de nuevas tecnologías y dispositivos a nuestra vida cotidiana comienzan a percibirse ciertos cambios en los hábitos y en el consumo de las personas. Este fenómeno tiene también impacto en el sector turístico e invita hoy a la industria a cambiar la forma en que se relaciona con los clientes y a comenzar a mirar atentamente las tendencias que marcarán el futuro de los viajes. 

Tendencia 1: La generación Y
Según el estudio Los "Nativos Digitales" los turistas actuales pertenecen a la generación “Y”, y son más informados, exigentes y negociadores. Nacidos en la era digital, los nuevos viajeros cuentan con mucha más información en tiempo real, la tecnología está totalmente incorporada a su vida diaria y hacen uso de ésta en todo momento, incluso al planear sus viajes.
De hecho, según el estudio “El viajero siempre conectado: cómo los dispositivos móviles transformarán el futuro de la industria aérea” encargado por Amadeus a la consultora Travel Tech Consulting Inc, establece que el 33% de viajeros entre 18 y 33 años usa un smartphone para hacer sus consultas de turismo.

Tendencia 2: La era de los servicios adicionales
Distintos analistas aseguran que la fuente de mayores ingresos para las aerolíneas, hoteles y agencias serán los servicios adicionales.  Un estudio realizado por Oxford Economics, "La fiebre del oro de los viajes 2020" afirma que los servicios complementarios pueden suponer hasta el 35% de los ingresos de las aerolíneas en el futuro, por lo que es evidente que el sector necesita identificar y entender estas oportunidades, ya que los ancillary services, se convertirán en la fuente de ingresos más importantes en el sector.
Y si bien este modelo nació en las aerolíneas de bajo costo, se impondrá en la industria en general, llevando al agente a ofrecer servicios adicionales como: alquiler de un vehículo a la medida, una cena especial, una entrada a teatro, u otros servicios según las necesidades de cada cliente, con el objetivo de mejorar su experiencia de viaje de principio a fin.
Como muestra de esta tendencia, el informe “Amadeus Worldwide Estimate of Ancillary Revenue” revela que los ingresos por servicios complementarios han aumentado 9.900 millones de dólares en todo el mundo, un 43,8% más.

Tendencia 3: La experiencia de viaje
Según Oxford Economics,  los viajeros actuales reclaman una mejor gestión de la experiencia integral de viaje, asimismo, demuestra un tipo de turista más exigente en cuanto a lo que espera recibir a cambio de su inversión. Entre otras cosas, los viajeros reclaman mejoras en la gestión de las incidencias en los vuelos y la manipulación del equipaje. El estudio “Transitando por el aeropuerto del futuro”, elaborado por Norm Rose de Travel Tech Consulting Inc, muestra que un 43% de los encuestados  considera que la gestión de las incidencias en los vuelos debe mejorarse. Además, el 34% de los viajeros valora la introducción de innovaciones y mejoras en la manipulación del equipaje. Aproximadamente el 40% de los entrevistados utilizaría servicios que les proveyeran de información en tiempo real en sus dispositivos portátiles sobre el estatus de su vuelo o del equipaje.

Tendencia 4: Nuevas tecnologías también en el Turismo
Mirando hacia el año 2020, el informe de Travel Tech Consulting da una visión optimista del grado específico de aplicación de las nuevas tecnologías para solventar los retos de la experiencia en cuanto a la infraestructura de aeropuertos, que también incluirá a agencias y demás empresas del sector, incluyendo:
·      Facturación one-touch y seguimiento.
·      Etiquetas permanentes de identificación de equipaje.
·      Agentes itinerantes con tabletas portátiles.
·      Comparación en tiempo real de costos.

Tendencia 5: No todos los viajeros son jóvenes
El estudio “La fiebre del oro de los viajes” señala que existe otro segmento de importancia: los adultos mayores. Este segmento, con mayor poder adquisitivo, ganas y tiempo de viajar está en auge. Los cambios demográficos y sanitarios implican que la población de los países occidentales no sólo está viviendo más, sino que además gozan de buena salud durante más tiempo. Estas tendencias apuntan a que habrá más adultos mayores con más tiempo libre que viajen durante periodos más largos y que sigan pudiendo incorporar una variedad de experiencias.

No hay comentarios: