17 de enero de 2012

Costa Cruceros culpa al capitán del barco del hundimiento del Costa Concordia

Costa Cruceros, la empresa organizadora del viaje en el ‘Costa Concordia’, ha informado a través de un comunicado de que las primeras investigaciones apuntan a que el accidente, en el que han muerto cinco personas, incluido un español, se debe a un "error humano significativo" del capitán del barco, Francesco Schettino.



Al parecer, "la ruta que seguía el barco estaba demasiado cerca de la costa" y "el capitán no siguió los procedimientos estándar de Costa Cruceros en la gestión de la emergencia".
Si bien, la empresa ha considerado "inapropiado" ir más allá en sus comentarios, debido a las graves acusaciones que la Fiscalía ha presentado contra el capitán del ‘Costa Concordia’ y a que la investigación está en marcha.


Según ha informado ‘Costa Cruceros’, Schettino se incorporó a la empresa en 2002 como oficial de seguridad y cuatro años después fue nombrado capitán, puesto en el que, al igual que sus compañeros, ha estado en constante formación. Además, la empresa ha indicado que el fiscal se ha apoderado del ‘Costa Concordia’ y del DVR, un dispositivo conocido popularmente como ‘caja negra’, en el que quedan registrados todos los datos de navegación.


Por otro lado, Costa Cruceros ha indicado que en estos momentos su prioridad es "dar cuenta de todos los pasajeros y de la tripulación", así como "asegurar el barco para garantizar que no hay impacto ambiental", por lo que ha contratado los servicios de una empresa especializada en salvamento para desarrollar un plan de acción y establecer un perímetro de seguridad.


Además, ha destacado la actuación de los 1.100 empleados de Costa Cruceros que en las últimas 48 horas han trabajado "sin descanso". "La tripulación actuó rápidamente y con valentía para evacuar a más de 4.000 personas en una situación peligrosa. Estamos muy agradecidos por ello", ha subrayado.


Asimismo, ha expresado sus "sinceras condolencias" a las familias de las víctimas. "En Costa Cruceros estamos profundamente entristecidos por esta tragedia. Nuestros corazones y plegarias están con todos los afectados", ha indicado.



La actuación irregular
Las declaraciones de Costa Cruceros confirman las primeras impresiones realizadas por miembros de la tripulación y pasajeros que fueron tomadas por los medios e investigadas por la justicia italiana conduciendo a la detención del capitán y del primer oficial del buque.
La primera reconstrucción indica que la nave se acercó peligrosamente a tierra, siguiendo la costumbre de pasar junto a la isla tocando la sirena para saludar a los vecinos. Es una itinerario que se ha realizado cientos de veces en los últimos años sin que en ningún momento peligrará la seguridad del buque y de los pasajeros.


Sin embargo, un oficial del buque explico que en su opinión, el capitán se acercó demasiado a la isla lo que causo el accidente.“Estábamos demasiado cerca de la costa. Ha sido seguramente un gravísimo error humano, la ruta es la de siempre, pero cuando se navega bajo costa no se utiliza el piloto automático, sino el manual, y queda a discreción del comandante elegir la distancia de la costa. Esta vez ha arriesgado demasiado”.


Los tripulantes, que se mantuvieron en sus puestos hasta que consiguieron rescatar a todos los pasajeros que se encontraban en el barco también culparon al capitán de abandonarles a su suerte. Así, por lo que parece, el capitán y alguno de sus oficiales fueron de los primeros en abandonar el barco, mientras que el resto de la tripulación ayudaba a los pasajeros a tomar las lanchas que les llevaría a tierra. La justicia italiana también esta investigando estos hechos mientras baraja los cargos de naufragio, desastre y homicidio al capitán del buque


Compromiso con la seguridad
En este contexto, la empresa ha reiterado su compromiso con la seguridad de los pasajeros y la tripulación "para garantizar que nunca más ocurra una tragedia como esta". Así, ha apuntado que los empleados de Costa Cruceros cumplen "estrictamente" con las normas de seguridad, ya que "han sido entrenados para gestionar situaciones de emergencia y ayudar a los pasajeros a abandonar el barco en numeroso simulacros", que se realizan cada dos semanas.


"Todos los miembros de la tripulación poseen un certificado de Formación Básica de Seguridad (BST, por sus siglas en inglés)", no obstante, sus capacidades son examinadas periódicamente por las autoridades costeras y una organización independiente de acuerdo a los requisitos del Sistema de Gestión de Seguridad (SMS, por sus siglas en inglés).


Costa Cruceros también ha señalado que hay más chalecos y botes salvavidas que pasajeros y miembros de la tripulación. Además, están equipados con sistemas de comunicación, un botiquín de primeros auxilios y comida.



Futuro del barco
En la actualidad el barco está bajo el control de las autoridades judiciales hasta que culmine la investigación. El barco muestra un boquete de unos 70 metros en la panza del buque, con un gran peñasco arrancado de cuajo y aún incrustado.


Además, de todo el material que transporta el barco y el equipaje de los pasajeros que quedó en los camarotes, este aún contiene 2.380 litros de combustible por lo que se han tomado las medidas que eviten su perdida.


Cuando culmine la investigación en el terreno, el barco será remolcado hacía un astillero. Se desconoce, por el momento, si Costa Cruceros intentará repararlo o bien será desguazado.


Fuente: KuViajes

No hay comentarios: