20 de junio de 2012

Nado con Delfines: Isla mujeres en Cancun

Vista de la Zona Hotelera desde el barco
 Uno de los días más esperados de mi viaje a Cancún! Dolphin Discovery, te lleva a la hermosa isla mujeres para disfrutar de unas instalaciones impecables, playa, sol, buena atención y por supuesto la interacción con varios animales marinos, como focas, mantarayas, y delfines. Una embarcación te lleva en 40 minutos desde el puerto Playa Linda, ubicado en la zona hotelera de Cancún  hasta la Isla Mujeres.


Al llegar chequeas las actividades y decides los horarios en los que vas a realizar cada una, mi plan incluía el nado con dos delfines por 45 minutos con un grupo pequeño y snorkel con rayas, esto fue lo primero que hice, te piden que tengas mucho cuidado y que por supuesto no intentes tocarlas, al estar un rato en el agua pareciera que se acostumbran a tu presencia y salen de sus escondites bajo la arena para dejarse ver un poco.  


Los dos delfines con los que nadé
Luego, el tan esperado nado con delfines, mi ansiedad era grande!  Los delfines, mamíferos como nosotros, unos animales amigables, hermosos y muy inteligentes. Siempre he sido una gran admiradora y defensora de los animales en general, por lo que el nado con delfines fue una de las sensaciones más contradictorias, pero al mismo tiempo hermosa, que tuve en todo el viaje. Primero está la emoción de poder estar en contacto con uno de mis animales favoritos, tocarlos e interactuar con ellos y por el otro, la tristeza de saber que están en cautiverio y esa no es su naturaleza. Quizás muchos piensen que es absurdo lo que les escribo pero sé que muchos entenderán mi postura.
No puedo negar que disfrute la experiencia al máximo, además que tuve la dicha de poder tomar el plan más largo y estar 45 minutos disfrutando de la compañía de 2 hermoso delfines. Un grupo de 10 personas ya estábamos listo para entrar a la gran piscina con nuestro instructor, tuve al lado a unas brasileras y del otro a unos japoneses que no hablaban nada de ingles, y a pesar de eso hablábamos como si nos entendiéramos a la perfección!  Ya todos en el agua y muy ansioso, el instructor llama a los delfines, quienes parecía saber que los estábamos esperando, casi lloro de la emoción de verlos, y lo primero que escuchas es un aaaah colectivo!  lo que te provoca es lanzarte al agua y abrazarlos, pero no se preocupen, me contuve y no lo hice, no al menos en ese momento.
Ahí voy con el grupo.. listos para la acción
La primera actividad es tocarlos! Estas dentro de una inmensa piscina donde hay muchos grupos de personas haciendo diferentes actividades, parado en una plataforma donde al agua te llega hasta la cintura, y lo delfines comienzan a nadar de un lado para el otro muy cerca de ti para que puedas tocarlos. Luego viene el beso uno en el cachete y otro en la boca,  debes poner tus manos en un posición específica para que el delfín solo tenga que colocarse allí y llegar hasta tu cara con su trompa, si pudieran ver mis fotos, la sonrisa no me cabe en la boca.


Luego hacemos el baile, de la misma forma colocas tus manos estiradas frente a ti y el delfín solo sale y tu pones las manos justo bajo sus aletas. Llego el momento en el que realmente nadas con ellos, el instructor te manda a mandar algunos metros en la piscina, una vez en posición cada delfín se coloca en cada uno de tus pies y con una fuerte increíble te levantan hasta llevarte a la plataforma, realmente emocionante, pero las chicas que usen trajes de baño de dos piezas deben tener cuidado, la fuerza con la que te levantan te puede dejar totalmente al descubierto. Regresas al mismo lugar, pero en esta oportunidad tus brazos deben estar estirados hacia los lados como si hicieras una cruz con tu cuerpo, recuerdo que el instructor me dijo, lista Ana? Y yo pensé, ¿está hablando en serio? Creo que nací lista para ese momento! Pero solo respondí afirmativamente y en cuestión de segundo tenía un delfín a cada lado de mi cuerpo y en lo que sujete sus aletas comenzaron a nadar increíblemente rápido hasta la plataforma. Jugamos con una pelota, nos dejaron acariciarlos mil veces más y finalmente los abrazas, literalmente el delfín se monta en tus brazos y puede rodearlo con los brazos!  Pude llegar a estar al lado del instructor y por supuesto mi vena periodística y poca timidez salieron a flote, me puse a conversar con él, mientras daba las instrucciones,y con uno de los delfines cerca de nosotros me explico muchas cosas sobre ellos y además me dejo tocar su lengua, eso sí que no lo hicieron todos! Así finalizó mi maravilloso nado con delfines.
Así nos reciben
Debo confesar que el mantenimiento que Dolphin Discovery da a las instalaciones es excelente, y el espacio donde tienen los delfines es bastante grande, y al ser piscinas de agua natural que solo están cercadas, de alguna manera les permite estar en parte en su hábitat natural, luego leí que esta empresa tiene varias certificaciones y premios por su buen trato y cuidado de los animales.
Después de esto almorzamos e hicimos un paseo al pueblo de Isla Mujeres, compramos algunas cosas, caminamos por el lugar y nos regresamos. Llego la hora de despedirnos de isla mujeres y mientras mi acompañante regresaba las toallas que nos habían dado, yo esperaba en la piscina de los delfines, admirándolos, despidiéndome, agradeciendo por haber podido vivir esta experiencia y nostálgica de verlos en cautiverio,  y en ese momento me tomaron una de las fotos más hermosas del viaje, quizás por el significado que tiene para mí, y es por eso que la comparto con ustedes.
Muchas cosas positivas me dejo esta experiencia, pero la más importante fue, que de no ser por este lugar nunca habría tenido la oportunidad de interactuar con estos animales, pues aunque ya los había visto en su ambiente natural y también fue una experiencia maravillosa y emocionante, que contaré en otro post, el hecho de poder tocarlos e interactuar con ellos me hizo apreciarlos aun mas y entender lo importante que es preservarlos, quizás esta es una buena forma de sensibilizar a la gente y crear conciencia para que seamos más los interesados por la preservación de animales y medio ambiente.
Ojala hayan disfrutado mi historia tanto como lo fue para mí vivirla!
Aqui les comparto mas fotos de mi experiencia


1 comentario:

blogercontido dijo...

nadar con delfines es una experiencia inigualable yo lo hice con mi hija en lariviera maya y todos los días se acuerda de ese hermoso momento